ITALIA ASUSTA LA UNIÓN EUROPEA

Facebook
Twitter
LinkedIn

Después de muchas semanas de infarto, de dudas, de lagrimas y de sonrisas, más bien hipócritas, parece que está ya cerrado el acuerdo sobre el contrato de gobierno en Italia. Luigi Di Maio y Matteo Salvini se han estrechado las manos para que nazca este ‘Gobierno Frankeinstein’ entre el M5S (Movimento Cinque Stelle) y la Lega Nord. Casi seguro, digo casi, porque en Italia todo puede pasar, hasta el último segundo, en la ‘pole position’ para ser el nuevo ‘Presidente del Governo’, cargo equivalente a nuestro Primer Ministro, se encuentra el jurista Giuseppe Conte. Un pugliese de 54 años que hoy por hoy es uno de los expertos del área legal más importantes de mi país y que se encuentra muy cercano a Beppe Grillo. Me ahorro comentar, por el momento, el currículum vitae del futuro premier. Ya tendremos tiempo de desgranar esas dieciocho páginas, cuando su nombre esté definitivamente confirmado.

Di Maio a las 17.30 y Salvini a las 18.00 se presentan esta tarde en el Quirinale, residencia oficial del ‘Presidente della Repubblica’ Mattarella para presentar el nombre del futuro Premier y el listado de los Ministros del nuevo gobierno. Mientras tanto, el mundo y, especialmente, la Unión Europea, se tambalean y se asustan… ¡sin hacer nada, eso si!, frente a un desafío tan brutal como supone el hecho de que la tercera economía de Europa y la séptima del mundo esté en las manos de una coalición de gobierno euroescéptica y dominada por un programa de gobierno que pone a Italia bajo la lupa de todos durante los próximos meses. A la espera de conocer los nombres de los ministros llamados a liderar Italia, la Bolsa está en rojo y la prima de riesgo se encuentra en 175 puntos, el doble de la de España.

Hace pocos días y después de haber conocido los treinta puntos claves de este contrato de gobierno, me había aventurado a decir que Di Maio podía ser el nuevo Primer Ministro, ofuscado por el hecho que el programa me parecía de tintes derechistas especialmente en política internacional y, por lo tanto, me parecía normal que el primer ministro fuera él, como líder de M5S. En realidad, la renuncia de Di Maio parece responder a unas exigencias de guión, más bien ‘estéticas’, permitidme la ironía. Lo que sí está claro es que este nuevo gobierno amarillo y verde, la esperanza nunca se pierde en Italia, estará en las manos de los dos líderes de ambos partidos. No, no estoy hablando de un primer ministro títere… ¡Puigdemont y Torra, todavía no tienen tanto carisma como para influir en las decisiones políticas italianas! Sin embargo estoy seguro de que, conociendo el perfil de Giuseppe Conte, los dos ‘Capi’ trabajaran bien con él. Claramente es un primer ministro del M5S y MUY de izquierda pero que gusta a la Lega, incluso a sus representantes más a la derecha.

EUPREPIO PADULA

Presidente de Padula&Partners. Experto en liderazgo político y empresarial. Colaborador de diferentes medios de comunicación.

ÚLTIMAS NOTICIAS

REDES

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: