PORTUGAL: LA AUSTERIDAD YA ES PASADO Y LA TROIKA APLAUDE

Facebook
Twitter
LinkedIn

PORTUGAL: LA AUSTERIDAD YA ES PASADO Y LA TROIKA APLAUDE

EUPREPIO PADULA

IMG_2377.JPG
Antonio Costa, Primer Ministro portugués no podía faltar a dar su pésame al socialismo español por la prematura muerte de Carmen Chacón, su buena amiga. La presencia de Costa en Ferraz puede ser además de buen auspicio por unas primarias que se anuncian durísimas a pesar de la obligada pausa del adiós a exministra de defensa. Ojalá el gran liderazgo de Costa contagie de algún forma al socialismo español en su falta de resultados de los últimos años.

IMG_2375.JPG

El Gobierno luso, y con él todos los portugueses, están saliendo como héroes de esta crisis. Algo que, hasta hace pocos meses, parecía casi imposible. ¡Están de enhorabuena! El Gobierno socialista de Portugal, con el apoyo parlamentario, peleado y conseguido, del Bloco de Esquerda y del Partido Comunista de Jerónimo de Sousa, además de Los Verdes, no solo no ha naufragado en su primer año y medio de andadura, como muchos pronosticaban, sino que ha conseguido la estabilidad política y el respeto de Bruselas a sus planes y resultados económicos.

La Troika no sale de su asombro.

IMG_2371.JPG

Toda una bofetada en la cara de los que piensan que sin políticas austericidas “made in Germany” no es posible sobrevivir. El balance del Ejecutivo encabezado por António Costa tiene el inapelable respaldo de varios indicadores positivos: la contención del déficit, la reducción de su índice de paro y una aceleración, casi inesperada, del crecimiento de su PIB en el tercer y cuarto trimestre de 2016 consolidado en este comienzo de 2017. Buena prueba todo ello de que tener un Gobierno de coalición NO es ninguna condena que conduzca, indefectiblemente, hacia la inestabilidad y el fracaso. Más al contrario, son datos que ponen de manifiesto la importancia de tener un liderazgo fuerte y experto, como el de António Costa. Un político que hace del compromiso social su regla maestra, alrededor de la cual ha sido capaz de construir una red de contactos con empresarios y banqueros en particular y con el sector financiero privado en general, muy equilibrada y, sobre todo, beneficiosa para las arcas públicas lusas. Muchas empresas portuguesas que auguraban un autentico desastre, no salen de su asombro y miran este éxito con sobriedad, pero con cierto renovado optimismo. Incluso sectores como el farmacéutico, el bancario, las eléctricas que eran las más pesimistas frente a la llegada de los “rojos” al poder, han tenido que comerse muchas de las críticas pronunciadas y conviven con este relativo “bienestar”.

Un ejemplo de pacto de Gobierno.

IMG_2378

Las elecciones del 4 octubre de 2015, que fueron ganadas por la derecha, dieron pie -por la incapacidad de Passos Coelho para formar un gobierno estable- a un escenario inédito en 40 años de democracia: un apoyo a la que fue segunda fuerza política, los socialistas de Costa, del Partido Comunista y del Bloco de Esquerda. Una colación novedosa que permitió sumar más diputados de izquierdas que de derechas y que desbloqueó la situación. Después de complejas negociaciones, el panorama pudo despejarse gracias a tres acuerdos bilaterales: PS-PC, PS-Bloco y PS-Verdes. Fue tan minuciosa y enrevesada la negociación que el ex viceprimer ministro, Paulo Portas, calificó su resultado como el del Gobierno “de la jerigonza”. Un desprecio compartido por todos los que veían al nuevo Ejecutivo portugués como un Gobierno sin futuro, sin pies ni cabeza. Sin embargo, los acuerdos bilaterales se construyeron sobre bases firmes y con la clara idea de que todos los que colaboraban en la formación del nuevo órgano rector del país no romperían sus promesas electorales. Algo que los ciudadanos agradecen mucho, dados los tiempos que corren.

16 meses después, la estabilidad del Ejecutivo de António Costa ha superado todas las expectativas, especialmente las del sector privado, dejando con la boca abierta a los tecnócratas de Bruselas . Ni se ha roto el Gobierno ni tampoco se ha visto perjudicado por las expectativas electorales ya que todas las encuestas pronostican que los partidos que forman la coalición crecen en intención de voto. Por otro lado, si dejamos de lado al Presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, el primer ministro António Costa, es el líder mejor valorado muy por encima del exprimer ministro del conservador PSD, Pedro Passos Coelho.

Lo más importante es que tanto socialistas como Bloco y comunistas se han enfrentado a esta inédita coalición manteniendo sus esencias, sin renunciar a sus ideas. Tan solo han renunciado a los personalísimos que están destrozando a la izquierda en muchos países europeos, comenzando por España. Toda una lección de liderazgo y de dialogo por parte de nuestros vecinos ibéricos. En vez de tanto mirarse su propio ombligo, lo que siempre aconsejo a los políticos es aprender de otros, ver las mejores prácticas en el resto del mundo…y aprender, escuchando a los que consiguen éxitos.

Quedan, eso sí, retos pendientes. El sector bancario sigue siendo muy débil y la deuda pública sigue siendo inaceptable. Por otro lado, todavía no se ha conseguido atraer suficientemente la atención de los inversores extranjeros. Queda mucho por hacer, pero lo que está claro es que Portugal ya no es un problema para la Unión Europea. Y que para la izquierda, debería ser un referente en un momento de falta de visión y grandes rupturas.

EUPREPIO PADULA

EUPREPIO PADULA

Presidente de Padula&Partners. Experto en liderazgo político y empresarial. Colaborador de diferentes medios de comunicación.

ÚLTIMAS NOTICIAS

REDES

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: